Fotocoagulación con láser Argón

Fotocoagulación con láser Argón

La fotocoagulación con láser Argón es un procedimiento para cauterizar selectivamente algunas zonas retinales. La finalidad es tratar diversas enfermedades vasculares de la retina mediante la cauterización selectiva de zonas que tengan falta de oxígeno, isquemia o infartos, así como neovasos patológicos u otras alteraciones. También el laser produce una cicatriz en la zona retinal tratada, por lo que el laser es ampliamente utilizado para lesiones retinales como desgarros retinales, degeneraciones retinales o agujeros retinales, evitando desenlaces quirúrgicos más invasivos en ciertos casos.

Es un procedimiento ambulatorio que requiere de dilatación pupilar previa, donde el paciente permanece sentado el tiempo que dura el tratamiento. Se realiza en una sala especial, usando una máquina láser de alta tecnología para crear una quemadura microscópica en el tejido deseado. Los puntos de láser por lo general se aplican en patrones micrométricos y el láser se enfoca de manera precisa en un área seleccionada de la retina para realizar disparos cortos y repetidos que permitan producir la quemadura únicamente en la zona deseada, evitando zonas colindantes. Una vez realizado el procedimiento, el paciente puede notar un cierto grado de deslumbramiento o encandilamiento, que a las pocas horas cede en su intensidad. La visión retorna al estado previo al laser una vez que cede la dilatación pupilar farmacológica inducida para poder hacer el tratamiento.

Las sesiones de láser se pueden repetir en función de los requerimientos del cuadro clínico que presenta el paciente.

AGENDE SU HORA!