La Vitrectomía

marzo 4, 2020

La Vitrectomía

La vitrectomía es la técnica quirúrgica mediante la cual operamos la retina. La retina es la parte más importante del ojo, y no se puede transplantar. La retina esta formada por tejido nervioso y vasos sanguíneos que la nutren. La luz de los objetos que vemos atraviesa los medios transparentes del ojo y llega a la retina, donde se producen una serie de reacciones químicas en los fotorreceptores que generan una información nerviosa que es luego traspasada al nervio óptico para que las imágenes de dichos objetos sean enviadas al cerebro, donde ocurre finalmente la percepción visual.

Con esta técnica podemos acceder al interior del ojo con unos instrumentos muy finos y operar diversas enfermedades de la retina tales como la hemorragia vítrea en la retinopatía diabética y los desprendimientos de retina, recuperando en muchos casos la visión completa de los pacientes. También mediante esta técnica pueden operarse enfermedades de la mácula, cómo membranas epirretinianas y agujeros maculares, así como eventuales y ocasionales complicaciones de las cirugías del polo anterior del ojo.

Para realizar una vitrectomía necesitamos realizar como mínimo tres pequeñas incisiones. La primera incisión la utilizamos para mantener el ojo presurizado durante la cirugía (infusión continua de suero o aire). La segunda incisión la utilizamos para introducir una luz intraocular que nos permite ver todos los detalles del fondo del ojo, asistidos por supuesto de un microscopio oftalmológico y una lente de campo amplio. La tercera incisión la utilizamos para introducir el vitrector, que es el instrumento que corta y aspira el humor vítreo, a través de un complejo sistema neumático asistido por máquinas de alta tecnología. Las incisiones de la vitrectomía hoy en día son de un tamaño muy mínimo, las hay de 23, 25 y 27 gauge, y muchas de ellas hoy por hoy ya no requieren ser suturadas pues son auto sellantes gracias a su pequeña dimensión y a la técnica quirúrgica depurada.

Una vez eliminado el humor vítreo, que es un gel transparente (tipo clara de huevo) que tenemos todos desde el nacimiento, podemos trabajar sobre la retina de distintas maneras, dependiendo de la enfermedad que estemos tratando. Podemos reaplicar una retina desprendida en el caso del desprendimiento de retina regmatógeno, y sellar las roturas que dieron origen a dicho desprendimiento, así como podemos tratar con láser una retina enferma en un paciente diabético.

La técnica de la vitrectomía ha sido una de las técnicas que más ha evolucionado en los últimos años en oftalmología, y los resultados de dicha técnica han ido mejorando también de forma extraordinaria.


Escrito por Dr. Federico Chait

Médico cirujano de la Pontificia Universidad Católica de Chile, graduado con distinción máxima. Realizó su especialidad en el Hospital Clínic de Barcelona, donde también cursó la subespecialidad de retina quirúrgica. Realizó además un Máster en patología y cirugía de la retina en el Instituto Barraquer de Barcelona.

Posted in Blog, Cirugías